jueves, 17 de julio de 2008

sin saber

Un viento helado con aspecto de maldición de hechicero de la tribu se ha apoderado de esta porción de la blogsfera. Una sensación de tristeza, de bucólica melancolía lenta y persistente lo ha teñido todo tal vez por algunas muertes de blogs cercanos en pronta juventud. Y es como que falta algo, como un extravío innombrable que saca las ganas de narrar, de compartir susurros escondidos en el alma cuando salen a espiar por la vida que les asusta pero a la vez les inquieta y llena de curiosidad.
Van desapareciendo algunas formas de contar y compartir vida, van diluyéndose junto con el gusto ya sin deseo. Antes un impulso jovial inundaba la pantalla y volvía por el teclado en forma de narración, con ese deseo de informar vida, de narrar y alimentar este mundo virtual no sin misterio, que invitaba a explorar y seguir explorando todo y más. No importaban los ojos rojos, ni el tiempo dedicado en extremo, no importaba lo verosímil de algunas narraciones, ni el estilo literario, no importaba nada más que el deseo de continuar ese impulso como ola que se remonta y surfea. A veces, la sensación era semejante a la producida por un buen cuento, en otros casos a una buena novela, eso siempre dependía del autor.
Hoy, esta sensación anquilosa los sentidos y el deseo, algo le fue sacando ganas, algo lo fue entumeciendo hasta el punto de no desear mas leer ni escribir…
Y así va pasando la semana
Con la sensación de algo medio muerto, con la intriga sin pasión, sin halito, sin impulso sin deseo, es más sencillo decir que no hay ganas y la sensación es hastío.
Otros tiempos y tiempos nuevos, a mi me gustaba el tiempo de las corazonadas, de intuir y especular con la continuación de la historia, de historias ajenas, lejanas, con o sin condimentos exóticos.
Se confundió por momentos la narración de ciertos aspectos de mi vida y una novela que tengo recelo de concluir, por más que esté el final narrado en la memoria. Personajes que gritan y agonizan su existencia, me piden últimamente que no me olvide de ellos, que les preste algo más de atención, que los deje hablar y actuar, porque el que no habla y no actúa no pervive, permanecen condenados al fúnebre letargo de la no existencia, no basta con haber sido.
Lucha de protagonistas. Mañana será otro día seguramente
Mañana queda la posibilidad de que algunas sensaciones se diluyan y vuela a surgir algo nuevo, distinto, no solo por la necesidad de lo novedoso sino más por lo vital. Tal vez en otro tiempo, con otra temperatura, salgan las musas a recorrer con su curiosa mirada y desdén, otras porciones de virtualidad narrada y estampada en bytes. Tal vez un huracán de buenos augurios rompa la maldición del hechicero escondido en las voces del hechizo implacable. Tal vez mañana salga un sol distinto, tal vez algo suceda, tal vez, no lo sé, no lo espero, no lo añoro, eso es la pura verdad, el humanista tal vez esté maldecido, tal vez algo pasó cuando quise venderle mi alma al diablo, uno no sale entero de esas cosas, uno no es el mismo al enfrentar semejante personaje. Pero nunca me importó mucho el ser de azufre y fuego, por eso el hechicero debe ser culpable, es quien tiende los hilos de la tribu, siempre fue así, aunque preferimos echar culpas al médico brujo.
¿Ave fénix? Yo solo escucho un débil latido. Le debo a este espacio virtual, extraños compañeros de charla y algunos amigos muy queridos, pero su rareza radica en la misma virtualidad, que hace que seamos muchas veces tal cual somos y eso en el mundo de las realidades terrenas es poco común y se lo puede llamar raro.
Hoy, desde mis más profunda incoherencia, planteo darle una estocada al humanista, no sin riesgo de producir su muerte o dejarlo muy mal herido, casi sin querer, pero queriendo, y todo esto sin saber muy bien por qué, en el fondo nunca me sirvieron los motivos. Tal vez sea esa necesidad agónica la que mueva algunas decisiones que surgen y se desarrollan a lo largo de mi porción de historia.
Como saberlo realmente. ¿Para qué?
Hasta mañana, o hasta pronto, el tiempo es una pesadumbre de la que me gustaría prescindir.
El humanista te deja un abrazote

jueves, 10 de julio de 2008

Soplo


Te tuve,
Me tuviste
Por un instante nadamos en el cielo
Otro cielo
Un cielo sin descripción
Sin palabras
Sensación de tierra
Para volver al barro
mirarnos desorbitados
sin aliento
Con el sabor de tu boca
mezclada con la mía
Con el olor de tu cuerpo en el mío
Con tu calor como abrigo
Y tu susurro al oído clamaba
congelando el instante
Tus manos saben de caricias,
en la tarde
robaste todos los besos
que guardaba sin saber
me quitaste suspiros
escondidos en vano
mientras jugando a amarnos
nos lastimábamos sin lágrimas

no pudimos soñar
no sabemos soñar
y eso duele
lesiona
lastima
y cercena
nadar no es volar.

miércoles, 9 de julio de 2008

Otro amancer


La mañana se quiebra
Entre los primeros sonidos y al aroma a café
Se quiebra el silencio y la desazón
No hay fin para lo que nos espera
No hay plan
Ni mapa
Ni organigrama
Simplemente una mañana con sol intrascendente
será a nuestro pesar
que la tibia lumbre no sea percibida
sin metáforas no gozo
mientras la palabra más dulce se diluya
en el amanecer más placentero
y sin testigo



martes, 8 de julio de 2008

daguerrotipo

Quiso el tiempo no evitar el paso de las estaciones, el frío volvió a apoderarse de aquellos recuerdos que hoy sorprenden los daguerrotipos. ¿Qué secretos guardas entre la plata, el bromo y el yodo?
Te daremos un nombre, especularemos un oficio y contaremos tu historia desde este lado de los años. Diremos que eres panadero, porque es un oficio digno y lleno de sabor, diremos que eres padre y que algún día te convertirás en abuelo de otros abuelos que pisaran la misma tierra que hoy apenas percibimos a raíz del cemento que lo ha colmado todo. Te llamaré Pablo, o Luis, o José, por el simple hecho que son nombres verosímiles, y porque en toda crónica familiar esos nombres abundan.
Carretón yerto esperando quehaceres, colmado de ilusiones de épocas lejanas donde el anhelo era condimento frecuente que acompañaba lo cotidiano.
Vapores de fugaz hazaña que se diluyen en el tiempo, en lo que fue, palpitó con fuerza el destino.
Quedaron extraviadas en la crónica tus hazañas, mezcladas por la anécdota, ni el nombre, ni el oficio, ni la residencia, expresaron lo que has sido. Pueblo perdido camino a Santa Fe, pero bien podría haber sido La Pampa donde se recopilan tus historias de hombre de pocas y medidas palabras. Tus logros simples y cotidianos que no alcanzaron a convertirte en personaje para la historia o perviven en el daguerrotipo que sobrevivió el paso del tiempo.
Toda imagen encierra algo de su tiempo y permite dar rienda suelta a ciertos sentidos internos, ¿qué será de nuestra foto en cien años?

lunes, 7 de julio de 2008

asir el grito

Violencia del silencio
que lo inunda todo
Dolor de ausencia
Grito mudo
Las entrañas quieren hablar
Lenguaje de bytes
Ya no hay alma
partió
en busca de lo inexplorado
excursión de horizontes
aventura de titanes
concepto de lejanía
sonido de hielo
no olvides.

Tal vez la vida nos bese suavemente
Y nos siga seduciendo en cada latido

jueves, 3 de julio de 2008

where do the children play?



Con sintomatología gripal que compromete incluso mi estado de ánimo, me puse a ver algunas cosas en you tube, como para pasar el rato entre tos y tos.
Y me vino un recuerdo grato de mi niñez. Un álbum, un cantante, sueños…
Pasaba los videos a medida que los iba encontrando recordaba. Confieso que me sorprendió darme cuenta que cantaba cada una de las canciones, que aparentemente están guardadas en lo que soy.
Cat Stevens hoy conocido como Yusuf Islam (nombre que cambió al convertirse al Islam)
Este tema me recordó algunas cositas que ya de pequeño humanista me planteaba jajjaa mientras revolvía los vinilos de vis viejos.








Well I think it's fine, building jumbo planes.
Or taking a ride on a cosmic train.
Switch on summer from a slot machine.
Yes, get what you want to if you want, 'cause you can get anything.
I know we've come a long way,
We're changing day to day,
But tell me, where do the children play?

Well you roll on roads over fresh green grass.
For your lorry loads pumping petrol gas.
And you make them long, and you make them tough.
But they just go on and on, and it seems that you can't get off.

Oh, I know we've come a long way,
We're changing day to day,
But tell me, where do the children play?

Well you've cracked the sky, scrapers fill the air.
But will you keep on building higher
'til there's no more room up there?
Will you make us laugh, will you make us cry?
Will you tell us when to live, will you tell us when to die?
I know we've come a long way,
We're changing day to day,
But tell me, where do the children play?

miércoles, 2 de julio de 2008

esto


Invítame a sonreír
probablemente acepte.
Sorpresas nos regalará la tarde
Sin motivos

Confundámonos con el atardecer
En un simple abrazo
Sin especulación
…Y si es posible
Que suceda…
Riamos

Ombligo

Es
Profundo
Misterioso
Inconsciente
Caverna oculta
Centro sin mundo
Inexorable concavidad
Que estas como recuerdo
De las dependencias pasadas
Hoy no eres más que lo que has sido
Y pretendes arrogarte tal importancia y sentido
El ombligo del mundo está plagado de seres atónitos
En medio de la pesadumbre que alimenta desesperanzas
¿Quién te dijo que eres parámetro para medir y pesar al mundo?
.

martes, 1 de julio de 2008

tal vez

Tengo que tomar
mucha medicina
para soportar
los tomatazos del día

Quizás el amor
sea el remedio
que alivia mi herida
y se va
que alivia mi día
y se va

Pasajero fugaz

(Fabi Cantilo)